Zidane solo tiene ojos para la selección de los ‘Bleus’


24/11/2021 a las 13:41

CET


Marc Escolà

Pese a que prosiguen los rumores de que Zinedine Zidane podría ser el sustituto de Solskjaer en el banquillo del Manchester United, el técnico francés descansa tranquilamente en Madrid, soñando con ser entrenador de la selección francesa, según varias fuentes de su entorno.

«No es una cuestión de dinero, sino de corazón», se dice del galo, que tras su salida del Real Madrid en mayo ha rechazado «contratos muy importantes» en Inglaterra y varios países asiáticos. «‘Zizou‘ sigue siendo sentimental en sus elecciones y siempre habrá cuatro (equipos) que tendrán preferencia: el Girondins de Burdeos, el Juventus de Turín, el Real Madrid y la selección francesa«, detalló una fuente anónima este pasado julio a L’Équipe.

En cualquier caso, el actual seleccionador francés, Didier Deschamps, va a continuar al frente del equipo al menos hasta el Mundial de Catar, que se celebrará entre noviembre y diciembre de 2022, por lo que Zidane no podrá optar al puesto en ese tiempo.

Después podría acceder a comandar a los ‘Bleus‘. El cargo de seleccionador le permitiría poder seguir viviendo en la capital española y sólo abandonaría su casa para las fechas de selecciones o en las citas internacionales de Eurocopas o Mundiales.

El presidente de la Federación Francesa de Fútbol, Noël Le Graet, ya explicó que la relación con Zidane es buena y «puede que algún día sea entrenador. Tal vez mi sucesor lo nombre porque yo tampoco me quedaré para siempre».

Siempre y cuando no lo llamen desde el PSG con una oferta irrechazable. Volver a su país y a una ciudad con quien mantiene tantos lazos sentimentales y familiares sería de buen grato para Zidane.

Mientras tanto, el técnico francés quiere centrarse en su familia, sus mascotas y sus proyectos inmobiliarios, incluido un centro de bienestar en Aveyron (sur de Francia), donde ahora reside su hijo Enzo tras fichar por una temporada con el equipo de la ciudad de Rodez, en Segunda división, del que su padre es accionista desde 2012.

A sus 49 años, tiene a sus espaldas 108 partidos como internacional francés y sus 31 goles lo convierten en el sexto jugador y goleador con más partidos de la historia de la selección.

Ver noticia en: www.sport.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *