Valencia CF: Caso expresidentes del Valencia: el Supremo absuelve a Juan Soler del intento de secuestro de Vicente Soriano


Actualizado

El Tribunal Supremo ha absuelto de todos los cargos al expresidente del Valencia Juan BautistaSoler y a los otros dos condenados por el intento de secuestro del tambin expresidente, Vicente Soriano, informa Las Provincias. La sentencia considera que hay lugar al recurso de casacin presentado por las defensas de los acusados y declara la nulidad de la grabacin que los incriminaba de un plan organizado para llevarse por la fuerza a Soriano y retenerlo con el fin de obligar a su familia a pagar una importante cantidad de dinero.

La sentencia concluye que la grabacin fue realizada de forma ilcita por el confidente de la Polica lo que invalida la nica prueba de cargo contra los acusados, ya que ninguno de ellos reconoci su participacin en una trama para intentar secuestrar a Soriano ni el plan para cometer el robo con violencia, en su para apropiarse de 15 millones de euros que iban a ser escondidos en una propiedad del promotor Juan Soler.

En el origen de este conflicto entre los dos expresidentes del Valencia aparece la deuda que Juan Soler le reclamaba a Soriano en una operacin de compra-venta frustrada de acciones del club. Soriano e Inversiones Dalport se compremtieron a pagarle 39 millones de euros de penalizacin por el incumplimiento del contrato de la venta de acciones, del que tuvo que desistir Soriano tras la ampliacin de capital de 2009.

Un juez archiv el caso en 2015

Una grabacin que ya haba generado dudas juciales

En 2015, el Juzgado de Instruccin nmero 12 archiv esta causa, precisamente por las dudas que le generaba la grabacin. Al juez le «llama la atencin» que en la propia grabacin Soler pregunte a Rachid: «Cundo lo vas a hacer?» y ste le conteste: «Ehhh no te lo voy a decir… no te lo voy a decir, ya lo escuchars en el peridico o lo vers en la televisin»…; as mismo, Rachid le comenta: «pero es que el trabajo no lo hago yo, sabes? No lo hago yo, yo no soy tan tonto, lo har la gente, los colombianos y yo… estar donde tengo que estar, en mis cositas…»

A ello, Soler le indica: «Lo de la casa tambin lo hacen los colombianos?», y Rachid responde: «no, el trabajo lo hace el otro equipo y ya est, de acuerdo?». De ello se desprende que –segn mantiene el juez– ni Soler ni otro imputado saban los pormenores del secuestro y presunto robo que se iba a cometer, «de tal manera que difcilmente poda concurrir en ellos el dolo concreto del delito consumado».

La deuda por las acciones del Valencia

Vicente Soriano lleg a la presidencia del equipo valencianista en 2008 tras llegar a un acuerdo con Juan Soler para comprarle su paquete accionarial dentro de la operacin en la que estaba involucrada la empresa Inversiones Dalport, grupo que finalmente no lleg a hacerse con el Valencia.

Esta transaccin enfrent judicialmente a ambos expresidentes en relacin al proceso de venta del paquete accionarial. De hecho, en 2013, el Tribunal Supremo dio la razn a Soler y confirm que Soriano y Dalport tenan que pagarle 39 millones de euros por incumplimiento del contrato de la venta de acciones. Con anterioridad, el alto tribunal haba condenado tambin a Soriano y a la empresa a pagar 20 millones de euros a Soler por impago del primero de los cuatro pagars por la venta de acciones del club.

Una trama de pelcula

Soler declar en el juzgado que fue el confidente de la Polica el que le propuso secuestrar a Vicente Soriano porque le coment que era la mejor forma para solucionar los problemas que mantena con l por el dinero que le adeudaba. Al negarse, coment que se sinti amenazado, por lo que le dijo que «s» a todo. Pero solo para «abortar el tema» y «salir de all».

Por su parte, Soriano declar que el confidente se present en su despacho en el mes de abril y le alert del intento de secuestro ideado por Soler y de cmo iban a torturarle. En concreto, le explic que pensaban llevarlo a Francia y desde all mandar a su familia «un dedo» suyo o «una oreja», segn relat al juez.

Ver noticia en: www.marca.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *