«The Doggy» (el perrito), herramienta clave para Pirelli en F1


El suministrador único de neumáticos de la Fórmula 1 tiene desde el pasado julio una nueva para medir el agarre de los diferentes asfaltos que componen los circuitos del calendario. Todos los jueves, el ingeniero Martin Wahl da una vuelta a la pista con ese probador de rugosidad y revela los datos necesarios para definir el nivel de agarre de una pista en comparación con otra.

Martin Wahl es uno de los ingenieros de Pirelli que el jueves por la mañana de cada gran premio está llamado a recorrer el circuito con «The Doggy«. El perrito, como se ha apodado a la curiosa herramienta de tres ruedas, no ha pasado desapercibido para nadie desde el pasado GP de Gran Bretaña, cuando es estrenó.

El probador de rugosidad es el nuevo instrumento con el que Pirelli se ha equipado recientemente, y se utiliza dando una vuelta de cada circuito con él siguiendo las trayectorias que luego harán los monoplazas.

El neumático delantero ha sido instrumentado para permitir que los datos sobre el agarre del fondo de la pista se recopilen de forma repetitiva.

Más de Pirelli:

La rugosidad (en este caso del circuito de F1) es la propiedad de una superficie de un cuerpo formada por microimperfecciones geométricas que generalmente se presentan en forma de ranuras o surcos, de forma, profundidad y dirección variables.

«The Doggy», por tanto, tiene la tarea de analizar la textura macro y micro del asfalto. La investigación ha demostrado que, a altas velocidades, el agarre se reduce menos en el caso de una mayor textura macro superficial; mientras que a velocidades más bajas la adherencia se ve favorecida por una superficie con una mayor microtextura.

Galería: más fotos de ‘The Doggy’, la herramienta-mascota de Pirelli F1

Un técnico de Pirelli con ‘The Doggy’, una herramienta para probar el agarre de la pista

1/7

Foto de: Steven Tee / Motorsport Images

Un técnico de Pirelli con ‘The Doggy’, una herramienta para probar el agarre de la pista

Un técnico de Pirelli con 'The Doggy', una herramienta para probar el agarre de la pista

2/7

Foto de: Steven Tee / Motorsport Images

‘The Doggy’, una herramienta de Pirelli para probar el agarre de la pista

'The Doggy', una herramienta de Pirelli para probar el agarre de la pista

3/7

Foto de: Giorgio Piola

‘The Doggy’, una herramienta de Pirelli para probar el agarre de la pista

'The Doggy', una herramienta de Pirelli para probar el agarre de la pista

4/7

Foto de: Giorgio Piola

‘The Doggy’, una herramienta de Pirelli para probar el agarre de la pista

'The Doggy', una herramienta de Pirelli para probar el agarre de la pista

5/7

Foto de: Giorgio Piola

‘The Doggy’, una herramienta de Pirelli para probar el agarre de la pista

'The Doggy', una herramienta de Pirelli para probar el agarre de la pista

6/7

Foto de: Adam Cooper

‘The Doggy’, una herramienta de Pirelli para probar el agarre de la pista

'The Doggy', una herramienta de Pirelli para probar el agarre de la pista

7/7

Foto de: Giorgio Piola

Martin Wahl, con el perrito ‘rugosímetro’ detecta la formación del conglomerado bituminoso: a nivel macro mide las distancias entre un «guijarro» (una piedrecita) y otra, y la profundidad de los surcos que componen la matriz asfáltica, mientras que a nivel micro analiza las piedrecitas individuales.

Los datos recogidos en la doble medición permiten detectar cuál es el coeficiente de fricción de la pista, pudiendo comparar la información de un circuito con la de otro y permitiendo crear una base de datos que puede ser de gran utilidad en la fase de simulación, por ejemplo, cuando tienes que elegir un neumático para un circuito donde la F1 nunca ha corrido como las de Losail y o el de Yeda.

Lo más leído:

Ver noticia en: es.motorsport.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *