Sito Alonso: «Tengo cuentas pendientes conmigo mismo»


Sito Alonso, durante el desayuno que compartió ayer con periodistas en Casa Tomasa. / ROS CAVAL / AGM

Baloncesto | UCAM CB

El entrenador del UCAM hace piña con los medios antes del inicio de la liga y reconoce que «no todos los jugadores gestionan igual de bien la presión»

Emilio Sánchez Bolea

No se trata de la primera vez que el UCAM tiene el detalle de organizar un desayuno invitando a los medios de comunicación encargados de informar de la actualidad de su equipo a los aficionados, pero sí una de las ocasiones más especiales, como en todo aquello que vuelve tiempo después cuando la sociedad va sacando poco a poco cabeza de la pandemia.

Con Sito Alonso como impulsor de este desayuno de invitación a los periodistas, el entrenador universitario quiso hacer piña con unos medios a los que quiso «agradecer vuestra labor» y que puso en valor después de haber pasado por tantos sitios diferentes a lo largo de su carrera cuando está a punto de comenzar su cuarta temporada seguida en el UCAM, temporalidad que significa, ya por mucho, que es el técnico que más duración ha alcanzado bajo la dirección de Alejandro Gómez, y que, al mismo tiempo, convierte a Murcia en el lugar en que Sito ha alcanzado más estabilidad a lo largo de su vasta carrera profesional como primer entrenador.

Un encuentro informal diferente a los que se habitúa cada viernes, día habitual de las ruedas de prensa prepartido de cada jornada, y en el que la conversación se llevó a modo de tertulia, y no en el formato pregunta-respuesta con que entrenador y periodistas están acostumbrados a llevar a cabo su relación.

El desayuno fue aprovechado, asimismo, por unos y por otros, para tratar de manera más cercana temas que en otro contexto pueden resultar espinosos o de respuestas ásperas, como los objetivos personales del entrenador en Murcia, que reconoció sentir que tiene «cuentas pendientes conmigo mismo» para hacer llegar al UCAM a esa tierra prometida que pueden ser Copa del Rey, ‘playoff’ o competición europea, pero para la que resulta difícil hablar sin ese componente de «presión» que, reconoció, «no todos los jugadores son capaces de gestionar bien o de igual manera».

Ver noticia en: www.laverdad.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *