Molina podría no fichar más por la imposibilidad de dar bajas


Pablo Haro, de frente, en el amistoso de Archena. / JAVIER CARRIÓN / AGM

José Otón

Todo hacía indicar que las últimas horas de mercado para el Real Murcia serían frenéticas, pero el efecto dominó que debía producir en la plantilla grana la salida de algunos futbolistas parece que quedará en nada. No obstante, las próximas 24 horas serán definitivas, aunque Manolo Molina y su grupo de colaboradores no esperan grandes sobresaltos antes de mañana, día que se cierra oficialmente el mercado.

Pablo Haro, que ha tenido en los últimos días una oferta de un equipo de Segunda RFEF, ha decidido finalmete no aceptarla y seguir en el Murcia, mientras que para Silvente, que es sub 23, la única salida es aterrizar en el Mar Menor, aunque el jugador y los de San Javier no lo tienen claro.

Cesión para jugar minutos

El delantero, con dos años de contrato como grana por delante, jugaría cedido a las órdenes de Javi Motos durante la campaña 2021-22 y volvería al Murcia en junio. El amistoso de Yecla dejó entrever, con la salida tanto de Haro como de Silvente en el tramo final del choque, que van a tener pocos minutos si se quedan.

Ver noticia en: www.laverdad.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *