Las oportunidades de Sito Alonso


Sito Alonso da instrucciones en un tiempo muerto, anoche. / J. C. / AGM

Cate volvió a fallar en los siete minutos que estuvo en pista, en los que Todorivic la ganó claramente la partida

Emilio Sánchez Bolea

El único momento crítico que vivió el UCAM en el partido, o al menos el de no encontrase consigo mismo, se dio entre el final del primer cuarto y el ecuador del segundo, cuando estuvo hasta cinco minutos sin sumar puntos, errando los pocos tiros claros que sacaba y dando continuidad en defensa a sus malas sensaciones, con Todorovic reinando en la pintura.

Entre los jugadores que formaron parte de estos dubitativos minutos, varios sobre los que poner un ojo esta temporada. Uno de ellos, Davis, de los más destacados en la segunda vuelta de la pasada temporada en el UCAM, pero que ha visto cómo en su posición ha llegado uno de los escoltas más contrastados de la Liga Endesa las últimas temporadas, McFadden, que, además, ha llegado con el punto de mira afinado. Precipitado y con una discutible toma de decisiones, en la segunda parte simplificó hacia lo que mejor sabe hacer: correr y penetrar. El otro, Czerapowicz, uno de los dos únicos fichajes y al que, tanto en pretemporada como en el primer partido, se le vio con el brazo encogido. Después de renunciar a su segundo tiro claro, Sito reaccionó buscando a Vasileiadis en el banquillo. «Este no se lo piensa dos veces», debió pensar. Con el mensaje captado, el sueco salió en la segunda parte encestando dos triples consecutivos.

El tercero, un Cate que no ha empezado bien la temporada. Nuevamente tuvo el peor +/- del equipo, un -9 en siete minutos de juego plagados de errores y en los que Todorovic le ganó claramente la batalla.

Davis ha visto cómo en su posición ha llegado McFadden, uno de los escoltas más contrastados de la Liga Endesa

El UCAM necesitará más del pívot rumano de 24 años, que disputa su cuarta temporada en Murcia y que, como jugador de formación local, está ante la que puede ser la campaña que el próximo verano le presente la gran oportunidad contractual de su carrera. Mayor solidez defensiva, corregir sus errores de colocación y reencontrarse con el mejor Cate en ataque, de urgencia para el propio jugador en sí y para el equipo, que no podrá depender tanto de Lima a lo largo y ancho de la temporada.

Ver noticia en: www.laverdad.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *