El ZEV Zuazo cierra el año fuera de los puestos de descenso


Alba Sánchez ejecuta un disparo en el último partido del año del ZEV Zuazo / ZEV ZUAZO

Balonmano | ZEV Zuazo

Las baracaldesas están bien encaminadas hacia el objetivo de la permanencia antes del parón liguero de casi dos meses que provoca el Mundial

El ZEV Zuazo se despide del 2021 con los deberes hechos. Las rojinegras vencieron en el último partido del año a un rival directo en la lucha por la permanencia como es Sant Quirze por un ajustadísimo 24-25. Esta victoria les permite llegar al parón que provoca el Mundial fuera de los puestos de descenso. Objetivo cumplido hasta ahora. El equipo de la Margen Izquierda no volverá a competir hasta casi dentro de dos meses debido a la cita de selecciones y a las fechas navideñas. La próxima jornada se jugará el fin de semana del 15 y 16 de enero. Más de 55 días de separación entre un encuentro y otro.

El cuadro baracaldés tenía mucho en juego en su última cita. Viajaron a la cancha del Sant Quirze en un duelo clave por la salvación. Solo dos puntos les separaban en la tabla. La igualdad fue la tónica dominante del partido, que al final se inclinó hacia el bando visitante. ‘Jaito’ tildó su actuación como «el peor partido en lo que va de liga», a pesar de lograr el triunfo y reconoció que las rivales «hicieron méritos para sacar un empate». Sin embargo, también puso en valor el oficio de las suyas cuando las cosas no salen como tenían planeadas. «El equipo cuando hay que bajar al barro y toca pelear contra el rival y contra ti misma, ha sabido sobreponerse», manifestó.

De este modo, superado ya el primer tercio de liga, el ZEV Zuazo ocupa la novena posición con un balance de tres victorias, un empate y seis derrotas. Actualmente, está un punto por encima de los puestos de descenso, aunque gozan de una buena renta sobre los tres últimos clasificados. ‘Jaito’ considera que los siete puntos logrados por ahora son «un botín bueno». «Lo firmábamos todas al principio de temporada», añadió. Asimismo, también hizo hincapié en que merecían algún punto más y fue claro con el objetivo que se debe establecer el equipo: «codearse con los equipos que están a cuatro puntos». Es decir, concluir en la mitad de la tabla y salvar la categoría sin demasiados apuros.

Superando todas las adversidades

En vistas de lo ocurrido hasta ahora, es ambicioso. Y es que el Zuazo afronta una campaña más complicada de lo habitual. El conjunto baracaldés siempre ha luchado contra viento y marea en la máxima categoría del balonmano femenino. Habitualmente partía con uno de los presupuestos más bajos de la liga y ha cosechado grandes éxitos en esta Liga Guerreras Iberdrola. Sin embargo, la pandemia provocó grandes estragos en su caja, haciendo peligrar su estancia en este primer nivel e incluso su propia supervivencia. Sin embargo, supieron resolver esta crisis dejando que se fueran sus mayores baluartes como Ainhoa Hernández, Maddi Aalla o June Loidi, por ejemplo.

Es por ello que el punto de partida era bien distinto al de otras temporadas. Tocaba remar contracorriente para lograr la permanencia. Por el momento, están superando las expectativas. «Parecía que se acababa el mundo para el Zuazo y la plantilla ha demostrado todo lo contrario», resalta ‘Jaito’. De hecho, el técnico añade que «por momentos el juego es incluso mejor que en años anteriores. Estamos ante un Zuazo que ha madurado, se está mostrando como un equipo sólido con mayúsculas». El mérito de las rojinegras es enorme y eso que también han tenido que sobreponerse a un aluvión de bajas por lesiones que esperan resolver durante este largo parón.

Ver noticia en: www.elcorreo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *