El Trops firma un gran triunfo ante el Ibiza


Vidal se eleva para pasar el balón en una acción del encuentro. / eMILIO DUARTE

El conjunto que entrena Quino Soler, que sigue intratable en casa, vuelve a dormir líder del grupo B División de Honor Plata a espera de lo que haga el Barça B

SUR

El Trops Málaga se llevó una apasionante batalla frente al Ibiza Handbol, al que superó por 29-24. Los pupilos de Quino Soler siguen sin fallar en su feudo y, después de 60 minutos intensos y llenos de emoción, pudieron batir a un rival, el equipo ibicenco, que, hasta la semana pasada, lideraba el grupo B de la División de Honor Plata y es, sin duda, uno de los firmes candidatos a acabar arriba en la primera fase.

Con este triunfo épico, el Trops presenta sus credenciales al ‘play off’ de ascenso, aunque, el conjunto blanquiazul es prudente a la hora de ofrecer manifestaciones en este sentido y no quiere lanzar las campanas al vuelo, ya que prefiere ir partido a partido, cuando faltan dos jornadas para el final de la primera vuelta y un total del once encuentros para la conclusión de la primera fase. Para entonces, el cuadro de Málaga pretende acabar entre los cinco primeros clasificados, lo que le daría derecho a jugar por el ascenso a la Liga Asobal y, ciertamente, está en camino.


29
TROPS MÁLAGA

Oliva (p.), Leonel (4), Consuegra (3), Cabrera (1), Melgar (1), Zapico, Alberto Castro (5) –siete inicial–, Pablo Fernández (1), Kahr, Gavañach (p.), Curro Muñoz, Palomeque (2), Armada (8), Portela (1), Vidal, Pablo Soler y Paya.


24
IBIZA

Broto (p.), Sancho (2), Pereiro (4), Sanz (6), Prada, Iriarte (3), Castro (1) –siete inicial–, Gamallo (p.), Javier Rodríguez (1), Navarro, Bernardez (2), Torres (3), Bodi (2) y Ángel Rodríguez.

  • PARCIALES:
    4-2, 6-4, 9-6, 11-7, 13-7, 15-8 (primera parte), 16-10, 17-14, 19-18, 22-21, 25-22, 29-24 (final).

De su compromiso ante el Ibiza, hay que subrayar que hubo dos partes bien diferenciadas. En la primera, el Trops comenzó muy enchufado, con ganas de amarrar los dos puntos, ya que la victoria se antojaba necesaria para seguir en el pelotón de arriba. De hecho, en apenas dos minutos, ya ganaba por 3-0 con goles de Alberto Castro, por partida doble, y el brasileño Leonel.

El equipo malacitanos había arrancado mostrándose fuerte en defensa y con facilidad de cara a la meta contraria. En cambio, tras este inicio esperanzador, llegó la réplica del Ibiza, que consiguió un parcial de 0-2 para ajustar el marcador (3-2) en el 03:32. El envite estaba siendo eléctrico, muy físico, con alternativas para ambos conjunto hasta que, de nuevo, el Trops cogió la batuta del choque a partir del minuto 05:00. Desde entonces, los malagueños abrieron brecha hasta conseguir el 6-3 en el 09:02, pero esta ventaja de tres dianas se antojaba insuficiente para los blanquiazules, ya que, a tenor de la intensidad que estaban poniendo en la cancha, era claro que los de Quino Soler querían más y así fue. A partir de este momento, el conjunto local dejó noqueado a su rival, que nada pudo hacer para parar el vendaval blanquiazul. Y por si fuera poco, el portero Jorge Oliva se unió a la fiesta, después de detener hasta dos lanzamientos desde los siete metros para alegría del público local que prácticamente llenó la grada del Fray Francisco Baños del colegio Los Olivos.

Al Trops se le veía con solvencia y con ganas de agradar a los suyos, merced a su juego coral y su poderío defensivo, con Adri Portela mandando atrás.

A los últimos cinco minutos se llegó con el resultado de 13-7, un marcador que hacía justicia con lo que se estaba viendo en la cancha. Pero cinco minutos en balonmano es un mundo y todavía hubo tiempo para incrementar la renta hasta llegar al 15-8 del final del primero periodo.

Tras el paso por vestuarios, el segundo acto arrancó con una notoria mejoría del Ibiza. Precisamente, el conjunto visitante inauguró el marcador cuando solo habían transcurrido 40 segundos, por mediación de Pereiro. Un minuto después, anotó (16-9) el malagueño Palomeque y, a continuación, los naranjas consiguieron un parcial de 0-3 para ajustar el resultado (16-12). El Ibiza no quería irse de vacío de Málaga y metió una marcha más. Este esfuerzo tuvo su recompensa, al igualar la contienda (19-19) traspasado el ecuador de la segunda mitad.

Llegados a este punto, la igualdad se instaló en el encuentro. Había mucha tensión en el 40×20, porque la remontada del Ibiza dejaba abierto el choque para los minutos finales.

El Trops golpeaba primero, pero el cuadro visitante replicaba a continuación hasta que en el 21:01, los malagueños lograron irse de dos (23-21). El partido estaba siendo muy bonito para los aficionados y lleno de emoción, digno de un envite protagonizado por dos equipos de la zona noble de la clasificación de División de Honor Plata.

Ahora era el Trops el que tenía la sartén por el mango, aunque el Ibiza seguía creyendo en sus posibilidades. Sin embargo, el esfuerzo físico causado por la remontada tuvo sus consecuencias. Y es que en el momento en el que los blanquiazules dieron un arreón, regresó la supremacía costasoleña. Así las cosas, de la renta de dos goles se pasó a una ventaja de seis (29-23) en el 29:29, con el pivote malagueño Armada en estado de gracia y con la afición vibrando.

Con este resultado claro, ya era cuestión de esperar a la conclusión del encuentro, aunque, con los malacitanos celebrando ya la victoria, todavía hubo tiempo para que el Ibiza anotara una última diana y dejara el partido en 29-24, un triunfo que mantiene al Trops a la cabeza de la clasificación.

Con este resultado, El Trops vuelve a dormir como líder del grupo B de División de Honor Plata, como lo hizo el pasado sábado, a espera de lo que haga este domingo el Barça B frente al Sarrià, precisamente, el próximo rival de los malagueños el sábado que viene, a las 20.00 horas, en tierras catalanas.

Ver noticia en: www.diariosur.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *