El portero Simón Ballester se medirá el domingo al Real Murcia por primera vez


Simón Ballester cumplió el sueño de todo canterano del Real Murcia hace unas temporadas. Después de pasar por todas las categorías inferiores en el club grana, el portero se asentó en el primer equipo la campaña 2016-2017 en Segunda División B tras la llegada de Vicente Mir al banquillo. Sin embargo, cuando su historia parecía que iba a contar con un final feliz no hizo otra cosa que volver a empezar. Y eso le ha llevado hasta el próximo domingo, donde se medirá por primera vez a su exequipo con los colores del Calvo Sotelo Puertollano (17.00 horas, La 7TV).

Un fallo en la ida de las semifinales del play off de ascenso ante el Valencia Mestalla esa temporada, pesó más para algunos que sus aciertos, como sus paradas en el duelo de vuelta manteniendo la eliminatoria viva hasta el final. Su condición de ficha sénior el siguiente curso, al cumplir los 23 años, y el fichaje de Biel Ribas por el Real Murcia pese a renovar al murciano por tres temporadas poco tiempo antes, prácticamente le obligaron a tener que empezar desde el principio. Simón Ballester se marchó cedido al Lorca Deportiva en la 2017-2018 tras su ascenso a Segunda B. Allí coincidió tanto con Javi Saura como con Andrés Carrasco, actuales jugadores del Real Murcia, como con el técnico Mario Simón. El madrileño tomó el relevo de Palomeque para sacar del fondo de la tabla al equipo de la Ciudad del Sol y apostó desde el principio por el guardameta murciano en lugar de Hortal. Sin embargo, ese año no se pudo enfrentar al Murcia por una cláusula que lo impedía durante la cesión.

Una condición que no existía en durante su siguiente curso a préstamo en el FC Jumilla. Pero Leo Pontes, entrenador del cuadro vinícola por entonces, no alineó al murciano en los duelos frente al Real Murcia, apostando por Iván Martínez o John Ruddy. A finales de 2019, Simón Ballester abandonó el club grana «dolido», como expresó en su carta a través de las redes sociales, después de rescindir su contrato tras 15 años en el club y después de varias pretemporadas en las que ni se le ofreció una oportunidad para ganarse un puesto. Eso le llevó a estar varios meses sin equipo, hasta que se incorporó al Racing Murcia, de Tercera División, y que pertenecía a Agustín Ramos, actual presidente del Murcia. Sus actuaciones en Tercera le sirvieron para estar nominado a los premios que otorga GolsMedia.

Simón Ballester, de 27 años, se incorporó al Calvo Sotelo Puertollano el pasado verano, y está siendo una de las piezas importantes del equipo pese a su situación en la tabla. Ha disputado como titular las 12 jornadas, por lo que parece que no ocurrirá como en temporadas anteriores y se enfrentará por primera vez a los granas. El conjunto manchego ocupa los puestos de descenso con 12 puntos, cinco menos que un Real Murcia que necesita ganar para no agravar todavía más su crisis.

Iván Casado: «Tenemos que trabajar para que no nos afecte tanto el encajar un gol»

Las dos derrotas consecutivas del Real Murcia frente al Eldense y Hércules han hecho encender todas las alarmas en el club grana. Después de unas horas convulsas el pasado lunes, donde el Consejo ratificó la figura de Mario Simón en el banquillo, el conjunto grana vuelve al césped este domingo para buscar un triunfo frente al Calvo Sotelo Puertollano que permita templar los nervios y acercarse de nuevo a la parte alta de la clasificación del grupo V de la Segunda RFEF. La plantilla de Mario Simón tiene claro que debe corregir los últimos errores si quiere sacar algo positivo lejos de su estadio. «Cuando estás jugando bien, generando ocasiones y el equipo contrario llega una vez y marca, pues anímicamente afecta. Tenemos que trabajar para que no nos afecte porque tenemos plantilla para remontar este tipo de partidos», explicaba ayer ante los medios de comunicación el central Iván Casado.

Ver noticia en: www.laopiniondemurcia.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *