El Estu inicia su aito en el infierno descontando un primer paso hacia el cielo


Como si de un partido ACB se tratara las gradas del WiZink Center se ‘llenaron’ 581 das despus para disfrutar y empujar a un Estudiantes que ya sabe que tendr que trabajar y sufrir para recuperar la categora que por historia nunca debi perder. El conjunto colegial puso la primera piedra en su camino en la LEB Oro con su victoria ante el Fora Lleida (98-73) en el primer partido de una temporada con una nica palabra en la mente de todos los estamentos del equipo colegial: ascender.

Sola, Poirier, Dee, Nacho Martn y Fagiano son ya un quinteto histrico para el Estu. Los primeros cinco jugadores en la trayectoria del club en disputar minutos en la segunda categora del baloncesto espao y a pesar de los problemas con las faltas del galo, la muchachada de Cuspinera no tard en tomar el pulso a la divisin. Una LEB Oro en la que cada ataque cuesta un mundo. Algo que los colegiales no han tardado en aprender… y en aplicar en su propia canasta. Con una defensa armada hasta los dientes los colegiales cifraron el triunfo en apretar atrs, forzando las prdidas del rival (hasta ocho en la primera mitad) y dejar fluir en ataque, donde su mayor calidad hizo el resto.

El choque sirvi para tomar la temperatura de la categora y sacudirse la presin de quien se sabe favorito. Una condicin que asumen en el Ramiro, pero que se tienen que ganar en la cancha. Y no tardaron en hacerlo. Desde el primer cuarto el conjunto colegial mand en un choque tranquilo en el que pese a momentos de desconexin (26-23, min. 13) siempre fue por delante en un ejercicio de baloncesto coral en el que todos se sentan protagonistas, y lo demuestra el hecho de que anotaron todos los jugadores inscritos en acta.

Con el choque controlado al descanso (47-37) el Estu se dedic a jugar con el reloj, mientras Cuspinera completaba el excel de las rotaciones repartiendo tiempo y esfuerzos entre todos sus jugadores, contemporizando la carga de trabajo con vistas a una temporada larga y exigente que ha comenzado con nota. Especialmente un Poirier que ya se ha convertido en uno de los nuevos dolos de la aficin por su intensidad (10 puntos y seis rebotes) y un De Jong que convirti la zona en el patio del recreo del equipo del colegio.

Ver noticia en: www.marca.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *