Champions League: La parbola de Junior Messias: de cargar frigorficos a ‘verdugo’ del Atltico


Ms vale tarde que nunca. sta es la consigna que ha acompaado a Junior Walter Messias (Belo Horizonte, 13-5-1991) a lo largo de su vida. El ’30’ del Milan sustituy a Krunic en el 65′ y marc el gol del triunfo frente al Atltico (0-1) en el 87′ al cabecear de forma inapelable un centro de Kessi.

Champions League (J5): resumen y gol del Atltico 0-1 Milan

«Vena de un momento difcil, de dos lesiones seguidas, y estoy muy feliz por el debut, la victoria y el gol. Me dieron ganas de llorar. Todo lo que he vivido se me pas por la cabeza. Pens en Dios, mi historia est escrita por l», asegur el ‘verdugo’ rojiblanco a ‘Milan TV’.

Me dieron ganas de llorar. Todo lo que he vivido se me pas por la cabeza. Pens en Dios, mi historia est escrita por l

Junior Messias

«Ha sido la noche ms bonita de mi carrera, pero espero que vengan otras como sta», insisti. Su historia parece sacada de un cuento de hadas, de ‘Cenicienta’. «En 2011 me vine a vivir con mi hermano a Turn y comenc a construir mi propia historia. En Brasil jugaba al ftbol de nio, pero no fue hasta 2015 cuando comenc a querer ser futbolista», recuenta.

No comenz a tomarse el ftbol en serio hasta 2015

«Cuando llegu aqu slo trabajaba. Aprend de mi padre. Puedo hacer un poco de todo: albail, electricista…», afirma. En Italia comenz a jugar de forma totalmente amateur con el Sport Warique. «Estaba jugando con los peruanos en el torneo UISP y me ofrecieron ir al Fossano, pero no me garantizaban un salario adecuado para mantener a mi familia y prefer seguir rompindome la espalda llevando electrodomsticos».

Me ofrecieron ir al Fossano, pero no me garantizaban un salario adecuado y prefer seguir rompindome la espalda llevando electrodomsticos

Junior Messias

De hecho, estuvo a punto de ‘arrojar la toalla’. «Tengo una ta muy creyente que me dijo que me convertira en un gran futbolista en Europa, pero yo ya no lo crea. Est claro que Dios existe. Yo tena 18-19 aos y pareca demasiado tarde para ser jugador».

Tengo una ta muy creyente que me dijo que me convertira en un gran futbolista en Europa, pero yo ya no lo crea. Est claro que Dios existe

Junior Messias

Marc 21 goles en su debut en la Eccellenza

Todo cambi cuando Ezio Rossi descubri su talento en 2015. «Le hicimos un contrato de 1.500 euros la mes para que slo pudiera pensar en ftbol. Es rpido y tiene inteligencia tctica para adapatarse a cualquier puesto de ataque». Junior Messias debut con el Casale en la Eccellenza, la Quinta divisin del ‘calcio’, y se sali. Sus 21 goles en 32 partidos fueron claves para ascender a Serie D.

Ya en Cuarta marc 14 tantos en 33 partidos con el Chieri… pero no fue hasta la 2019-20, ya con 28 aos, cuando se estren en Serie B con el Crotone. Sus seis goles y seis asistencias devolvieron a los ‘rossobl’ a la lite.

Se estren en la lite con 29 aos

En la Serie A, a pesar del descenso del Crotone, no desenton lo ms mnimo. Marc nueve goles y reparti cuatro asistencias en 36 encuentros. De ah que el Milan se apresurara a cerrar su contratacin con el mercado a punto de cerrar.

El propio Junior Messias no daba crdito. «Llegar a la Serie A con 29 aos, cinco aos despus de empezar jugando en la Eccellenza, no es fcil… ni normal. Me he acordado mucho de lo que me dijo mi ta. Me mereca este ‘cuento de hadas’. Hice muchos sacrificios y nunca es tarde. He llegado al Milan con 30 aos, as que todo es posible».

Llegar a la Serie A con 29 aos, cinco aos despus de empezar jugando en la Eccellenza, no es fcil… ni normal. Me he acordado mucho de lo que me dijo mi ta

Junior Messias

Casi pierde la vida en un accidente de trfico

Junior Messias presume de una fe inquebrantable. El milanista asegura que Dios le ha cambiado la vida dentro… y fuera del terreno de juego. De hecho, asegura que le salv la vida.

Iba borracho y termin fuera de la carretera. El coche estaba totalmente destrozado. Podra haber muerto, pero alguien me salv. Y ese alguien es Dios

Junior Messias

«Iba conduciendo. Haba estado en la boda de mi hermano e iba sin dormir y completamente borracho. Demasiado alcohol. Cerr los ojos un momento, ni siquiera me di cuenta, y termin fuera de la carretera. El coche estaba totalmente destrozado. Podra haber muerto, pero alguien me salv. Y ese alguien es Dios. Mi mentalidad ha cambiado desde entonces. Ya no bebo. La Biblia me ha enseado que la bebida es para gente desesperada», confiesa.

Ver noticia en: www.marca.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *