Champions League: La Champions la ganan los grandes equipos y este PSG no lo es


Uno ms uno no siempre es dos. Ni dos ms uno son tres. Mbapp y Neymar ms Messi no es sinnimo de xito. No significa ttulos garantizados. Se vio en Mnchester y se lleva mascullando en cada partido de la Ligue 1, donde la diferencia con el resto de equipos le permite a los de Pochettino pasear su calidad, que no su fortaleza como equipo.

Porque el ftbol al final trata de eso, de ser un gran equipo. Y la Champions suele caer normalmente del que es mejor a nivel colectivo. Un jugador, incluso tres, pueden ganarte algn que otro partido, pero difcilmente un torneo donde te cruzars con lo mejor de Europa.

El City le dio un repaso -ya lo hizo en la ida- en cuanto a posicionamiento, circulacin de baln, presin tras prdida y cualquier otro principio futbolstico que se les ocurra. Y pese a ello tuvo que tirar de remontada para acabar como primero de grupo. No poda acabar de otra manera. No por el bien del ftbol.

El trabajo sin baln de los tres de arriba es nefasto. El PSG no puede defender bien ni mandar en un partido ante un equipo tcnicamente de primer nivel. No puede porque presiona con tres jugadores menos y tambin defiende en campo propio en inferioridad. En el Etihad los de Pochettino persiguieron sombras, entre otras cosas, porque Neymar, Mbapp y Messi no presionan un solo baln.

El partido de Rodri fue para enmarcar. Gobern de principio a fin, decidi cuando subir una marcha y cuando dormir el partido. Todos los balones pasaban por sus pies y, para redondear una gran noche, inici la jugada del tanto del empate con un pase de fantasa a Walker.

La diferencia entre el City del primer tiempo, dominador pero ineficaz, y el del segundo tiempo, letal y ambicioso, fue Gabriel Jesus. El brasileo marc el tanto del triunfo pero su trascencia en el partido fue ms all de esa accin puntual. Con su presencia, el City pas a jugar con un 9 de verdad y las jugadas encontraban siempre una referencia ofensiva: finalizado o asistente segn requiriese la jugada.

Es la propuesta de Pochettino la adecuada? El PSG no se muestra como un equipo, no quiere ser protagonista en el juego y no hay sensacin de que exista una unidad, una cohesin en un plan de juego concreto o en la elaboracin de una propuesta futbolstica que pueda convencer. El tcnico argentino pone tres centrocampistas defensivos porque sabe que debe compensar la falta de compromiso de sus estrellas cuando no tienen el baln. Aun a riesgo de perder calidad o criterio en la salida de baln o en la conservacin de la pelota. El resultado es un equipo en el que parece que cada uno juega a lo suyo y donde la solidaridad y el compaerismo brillan por su ausencia.

Ver noticia en: www.marca.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *