Champions: El beso de Simeone a la grada del Milan y las cbalas pensando en Oporto | Champions League 2021


Actualizado

En caso de que el Milan venza al Liverpool, los rojiblancos debern ganar en O Dragao por un gol ms de diferencia.

Simeone, el martes, en la zona tcnica del Metropolitano.EFE

No haca ni un minuto que Junior Messias haba marcado el tanto milanista, cuando desde el balcn ms elevado del fondo norte del Metropolitano, donde se encontraba un nutrido grupo de italianos, le empezaron a llover un puado de piropos ofensivos a Diego Pablo Simeone. Su corazn interista y el jbilo por una victoria, que pareca ya inevitable, les llev a lanzar su mirada (y sus gargantas) sobre el tcnico del Atltico. Y ste, ajeno a la tormenta, con el dolor interno de ese gol que les mete en un tremendo folln, respondi con un saludo y lanzndoles un beso.

Un beso envenenado, con el futuro de su equipo en Europa pendiendo de un hilo. Pendiendo de esa final en Oporto a la que tambin se ha apuntado a ltima hora el Milan, que recibir en San Siro a un Liverpool ya clasificado. En caso de que el Milan venza al Liverpool, tendr que hacerlo por un gol ms.

La Champions no te perdona, te deja pasar si te lo mereces y nosotros iremos a buscar el partido que nos queda con mritos para seguir en ella, hablaba Simeone a corazn abierto y el agua el cuello. De nuevo, como la temporada pasada, cuando se la tuvo que jugar en glido Salzburgo, a expensas de una final lejos de su casa. Aunque el asunto ms bien se parece al de aquel 2017, cuando acab cayendo a la Europa League tras empatar ante el Chelsea.

Nos han estudiado muy bien

Josema Gimnez, que tuvo que no tuvo descanso ante la insistencia de un infatigable Milan, se mostr muy afectado por la derrota. El equipo est muy tocado, dijo sin tapujos. Era una final, lo tenamos clarsimo. Sabamos que no podamos fallar y se define por un detalle, abundaba el central uruguayo. En igualdad de nmero nos cerraron bien, nos presionaron, no nos dejaron jugar, llegaban con mucha gente por dentro…, aada desgranando el partido.

Griezmann, que se march del campo unos pocos minutos antes del zarpazo de Junior Messias, presenci desde el banquillo el latigazo final del Milan. Ellos nos han estudiado muy bien. Habamos preparado una cosa y no ha salido bien. En los ltimos 20 minutos nos hemos precipitado en ciertos balones, sostena el delantero francs.

Ms optimista que nunca

El de Junior Messias fue el sptimo gol que encaja Jan Oblak en cinco partidos. Igual que ocurri en Anfield, la sentencia lleg desde un centro lateral. Era fundamental mantener la portera a cero y no lo hemos conseguido. Un centro lateral y el jugador ha marcado. Lo vamos a analizar, pero es mejor que no pasen las cosas as, resuma el portero esloveno, que nunca antes haba visto su casillero con tantos goles en contra, durante una fase de grupos de la Liga de Campeones.

Estoy ms optimista que nunca, porque estamos con vida. Y cuando uno tiene vida es una situacin donde nosotros somos complicados, conclua ayer Simeone, con el Atltico al filo del despeadero.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Ver noticia en: www.elmundo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *